Vacuna para el virus del Papiloma

VirusEnfermedades o afecciones
Papiloma HumanoCáncer de cuello uterino, verrugas genitales, cánceres anogenitales

Marcas de la vacuna
Cervarix, Gardasil

Vacuna para el virus del Papiloma
Human papillomavirus (HPV) vaccines are vaccines that prevent infection by certain types of human papillomavirus (HPV). Available HPV vaccines protect against either two, four, or nine types of HPV. All HPV vaccines protect against at least HPV types 16 and 18, which cause the greatest risk of cervical cancer.

It is estimated that HPV vaccines may prevent 70% of cervical cancer, 80% of anal cancer, 60% of vaginal cancer, 40% of vulvar cancer, and show more than 90% efficacy in preventing HPV-positive oropharyngeal cancers.

They additionally prevent some genital warts, with the quadrivalent and nonavalent vaccines that protect against HPV types HPV-6 and HPV-11 providing greater protection.The World Health Organization (WHO) recommends HPV vaccines as part of routine vaccinations in all countries, along with other prevention measures.

The vaccines require two or three doses depending on a person's age and immune status.

Vaccinating girls around the ages of nine to thirteen is typically recommended.

The vaccines provide protection for at least 5 to 10 years. Cervical cancer screening is still required following vaccination.

Vaccinating a large portion of the population may also benefit the unvaccinated.HPV vaccines are very safe. Pain at the site of injection occurs in about 80% of people.

Redness and swelling at the site and fever may also occur. No link to Guillain–Barré syndrome has been found.The first HPV vaccine became available in 2006. As of 2017, 71 countries include it in their routine vaccinations, at least for girls. It is on the World Health Organization's List of Essential Medicines.

Vaccination may be cost effective in the low and middle-income countries.

As of 2017, Gardasil 9 is the only version available in the United States.

Medical uses

HPV vaccines are used to prevent HPV infection and therefore cervical cancer.

Good evidence supports that vaccination of large percentage of people within a population decreases rates of HPV infections with part of the benefit from herd immunity.

Some types are recommended in the United States for women and men who are 9–26 years of age, and are approved for those who are 27–45 years of age.Since the vaccines only cover some high-risk types of HPV, cervical cancer screening is recommended even after vaccination.

In the U.S., the recommendation is for women to receive routine Pap smears beginning at age 21.

Efficacy

The HPV vaccine has been shown to prevent cervical dysplasia from the high-risk HPV types 16 and 18 and provide some protection against a few closely related high-risk HPV types. However, there are other high-risk HPV types that are not affected by the vaccine.

The protection against HPV 16 and 18 has lasted at least eight years after vaccination for Gardasil and more than nine years for Cervarix.

It is thought that booster vaccines will not be necessary.Gardasil and Gardasil 9 protect against HPV types 6 and 11 which can cause genital warts.Cervarix is just as effective at protecting women against persistent HPV 16 and 18 infection in the anus as it is at protecting them from these infections in the cervix.

Overall, about 30 percent of cervical cancers will not be prevented by these vaccines.

Also, in the case of Gardasil, 10 percent of genital warts will not be prevented by the vaccine.

Neither vaccine prevents other sexually transmitted diseases, nor do they treat existing HPV infection or cervical cancer.HPV types 16, 18 and 45 contribute to 94% of cervical adenocarcinoma (cancers originating in the glandular cells of the cervix).

While most cervical cancer arises in the squamous cells, adenocarcinomas make up a sizable minority of cancers.

Further, Pap smears are not as effective at detecting adenocarcinomas, so where Pap screening programs are in place, a larger proportion of the remaining cancers are adenocarcinomas.

Trials suggest that HPV vaccines may also reduce the incidence of adenocarcinoma.Two doses of the vaccine may work as well as three doses. The Centers for Disease Control and Prevention (CDC) recommends two doses in those less than 15 years and three doses in those over 15 years. A single dose might be effective.A study with 9vHPV, a 9-valent HPV vaccine that protects against HPV types 6, 11, 16, 18, 31, 33, 45, 52, and 58, came to the result that the rate of high-grade cervical, vulvar, or vaginal disease was the same as when using a quadrivalent HPV vaccine.

A lack of a difference may have been caused by the study design of including women 16 to 26 years of age, who may largely already have been infected with the five additional HPV types that are additionally covered by the 9-valent vaccine.

Males

HPV vaccines are approved for males in several countries, including Switzerland, Portugal, Canada, Australia, Ireland, South Korea, Hong Kong, the United Kingdom, New Zealand, and the United States.In males, Gardasil may reduce their risk of genital warts and precancerous lesions caused by HPV. This reduction in precancerous lesions might be predicted to reduce the rates of penile and anal cancer in men. Gardasil has been shown to also be effective in preventing genital warts in males. While Gardasil and the Gardasil 9 vaccines have been approved for males, the third HPV vaccine, Cervarix, has not. Unlike the Gardasil-based vaccines, Cervarix does not protect against genital warts. As with females, the vaccine should be administered before infection with the HPV types covered by the vaccine occurs.

Vaccination before adolescence, therefore, makes it more likely that the recipient has not been exposed to HPV.Since penile and anal cancers are much less common than cervical cancer, HPV vaccination of young men is likely to be much less cost-effective than for young women.Gardasil is also used among men who have sex with men, who are at higher risk for genital warts, penile cancer, and anal cancer.

Recomendaciones de organismos nacionales

Reino Unido e Irlanda introdujeron la vacunación contra el VPH para los niños de 12 y 13 años como parte de su Plan Nacional de Inmunización en 2019. Portugal introdujo la vacunación universal contra el VPH para los niños de 10 años o más como parte de su Plan Nacional de Inmunización en 2020.El 9 de septiembre de 2009, un panel asesor recomendó que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos autorizara Gardasil en los Estados Unidos para los niños y hombres de 9 a 26 años para la prevención de las verrugas genitales.

Poco después, la FDA aprobó el uso de la vacuna en varones de 9 a 26 años para la prevención de las verrugas genitales y el cáncer anal.En 2011, un panel asesor de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomendó la vacuna para niños de 11 a 12 años. El objetivo era prevenir las verrugas genitales y los cánceres anales en los varones, y posiblemente prevenir el cáncer de cabeza y cuello (aunque la eficacia de la vacuna contra los cánceres de cabeza y cuello aún no se ha demostrado).

El comité también hizo la recomendación de vacunación para los varones de 13 a 21 años que no hayan sido vacunados previamente o que no hayan completado la serie de tres dosis. Para los menores de 27 años que no hayan sido vacunados en su totalidad, los CDC recomiendan la vacunación.El apoyo de Harald zur Hausen a la vacunación de los varones (para que estén protegidos y, por tanto, también lo estén las mujeres) se unió a los profesores Harald Moi y Ole-Erik Iversen en 2011.

Edad avanzada

Cuando se introdujo por primera vez Gardasil, se recomendó como prevención del cáncer de cuello de útero para las mujeres de 25 años o menos. La evidencia sugiere que las vacunas contra el VPH son eficaces para prevenir el cáncer de cuello uterino en mujeres de hasta 45 años. En 2018, la Administración de Alimentos y Medicamentos publicó un resumen de las bases para la acción reguladora y la aprobación de la ampliación del uso y la indicación de la vacuna 9-valente contra el VPH para incluir a hombres y mujeres de 27 a 45 años de edad.

Salud pública

El Instituto Nacional del Cáncer afirma que "la vacunación generalizada tiene el potencial de reducir las muertes por cáncer de cuello uterino en todo el mundo hasta en dos tercios si todas las mujeres se vacunan y si la protección resulta ser a largo plazo. Además, las vacunas pueden reducir la necesidad de atención médica, biopsias y procedimientos invasivos asociados con el seguimiento de las pruebas de Papanicolaou anormales, ayudando así a reducir los costes de la atención sanitaria y la ansiedad relacionada con las pruebas de Papanicolaou anormales y los procedimientos de seguimiento" Desde 2004, las vacunas preventivas protegen contra los dos tipos de VPH (16 y 18) que causan alrededor del 70% de los cánceres de cuello de útero en todo el mundo. Debido a la distribución de los tipos de VPH asociados al cáncer de cuello de útero, es probable que las vacunas sean más eficaces en Asia, Europa y Norteamérica.

Algunos otros tipos de alto riesgo causan un mayor porcentaje de cánceres en otras partes del mundo. Las vacunas que protegen contra un mayor número de tipos comunes de cáncer prevendrían más cánceres y estarían menos sujetas a las variaciones regionales.

Por ejemplo, una vacuna contra los siete tipos más comunes en los cánceres de cuello de útero (16, 18, 45, 31, 33, 52, 58) prevendría aproximadamente el 87% de los cánceres de cuello de útero en todo el mundo.Sólo el 41% de las mujeres con cáncer de cuello de útero en el mundo en desarrollo reciben tratamiento médico.

Por lo tanto, la prevención del VPH mediante la vacunación puede ser una forma más eficaz de reducir la carga de la enfermedad en los países en desarrollo que el cribado cervical.

La Sociedad Europea de Oncología Ginecológica considera que el mundo en desarrollo es el que más puede beneficiarse de la vacunación contra el VPH. Sin embargo, las personas de muchos países con recursos limitados, como Kenia, no pueden permitirse la vacuna.En los países más desarrollados, las poblaciones que no reciben una atención médica adecuada, como los pobres o las minorías de Estados Unidos o partes de Europa, también tienen menos acceso al cribado del cuello uterino y al tratamiento adecuado, y también tienen más probabilidades de beneficiarse.

La Dra. Diane Harper, investigadora de las vacunas contra el VPH, ha cuestionado si los beneficios de la vacuna son mayores que sus riesgos en los países en los que el cribado de la citología es habitual.

Según los CDC, en 2012, el uso de la vacuna contra el VPH había reducido a la mitad las tasas de infección por VPH-6, -11, -16 y -18 en las adolescentes estadounidenses (del 11,5% al 4,3%) y a un tercio en las mujeres estadounidenses de veintitantos años (del 18,5% al 12,1%).

Efectos secundarios

La vacuna contra el VPH es generalmente segura y no aumenta el riesgo de efectos adversos graves.

Las vacunas contra el VPH están aprobadas para su uso en más de 100 países, con más de 100 millones de dosis distribuidas en todo el mundo. Los amplios datos de los ensayos clínicos y de la vigilancia de la seguridad posterior a la comercialización indican que tanto Gardasil como Cervarix son bien tolerados y seguros

África

Con el apoyo de la Alianza GAVI, varios países africanos de bajos ingresos han comenzado a aplicar la vacuna contra el VPH, y otros les seguirán.

En 2013 Ghana, Kenia, Madagascar, Malawi, Níger, Sierra Leona y la República Unida de Tanzania comienzan la aplicación de la vacuna.

En 2014, Ruanda iniciará la implantación en todo el país, y se llevarán a cabo programas de demostración en Mozambique y Zimbabue.

Australia

En abril de 2007, Australia se convirtió en el segundo país -después de Austria- en introducir un Programa Nacional de Vacunación contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) financiado por el gobierno para proteger a las mujeres jóvenes contra las infecciones por VPH que pueden provocar cánceres y enfermedades.

El Programa Nacional de Vacunación contra el VPH figura en el Calendario del Programa Nacional de Inmunización (PNI) y se financia con cargo al Programa Immunise Australia.

El Programa Nacional de Vacunación contra el VPH para mujeres constaba de dos componentes: un programa continuo en las escuelas para niñas de 12 y 13 años, y un programa de recuperación limitado en el tiempo (para mujeres de 14 a 26 años) que se impartía en las escuelas, los consultorios médicos y los servicios de inmunización de la comunidad, y que finalizó el 31 de diciembre de 2009. Durante 2007-2009, se estima que el 83% de las mujeres de 12 a 17 años recibieron al menos una dosis de la vacuna contra el VPH y el 70% completó el curso de vacunación contra el VPH de tres dosis. Los datos más recientes sobre la cobertura del VPH en el sitio web de Immunise Australia muestran que a los 15 años, más del 70% de las mujeres australianas han recibido las tres dosis. Desde que comenzó el Programa Nacional de Vacunación contra el VPH en 2007, se ha producido una reducción de las infecciones relacionadas con el VPH en las mujeres jóvenes.

Un estudio publicado en The Journal of Infectious Diseases en octubre de 2012 descubrió que la prevalencia de los tipos de VPH prevenibles por vacunación (6, 11, 16 y 18) en los resultados de las pruebas de Papanicolaou de mujeres de entre 18 y 24 años ha disminuido significativamente del 28,7% al 6,7% cuatro años después de la introducción del Programa Nacional de Vacunación contra el VPH. Un informe publicado en 2011 descubrió que el diagnóstico de verrugas genitales (causadas por los tipos 6 y 11 del VPH) también había disminuido en mujeres y hombres jóvenes.En octubre de 2010, la agencia reguladora australiana, la Administración de Bienes Terapéuticos, amplió el registro de la vacuna tetravalente (Gardasil) para incluir su uso en varones de entre 9 y 26 años de edad, para la prevención de lesiones genitales externas y la infección por los tipos 6, 11, 16 y 18 del VPH. En noviembre de 2011, el Comité Asesor de Prestaciones Farmacéuticas (PBAC) recomendó la ampliación del Programa Nacional de Vacunación contra el VPH para incluir a los varones.

El PBAC hizo su recomendación en base a los beneficios preventivos para la salud que se pueden conseguir, como la reducción de la incidencia de cánceres anales y de pene y otras enfermedades relacionadas con el VPH. Además del beneficio directo para los varones, se estimó que la vacunación sistemática contra el VPH de los adolescentes varones contribuiría a la reducción de la infección por el tipo de VPH de la vacuna y la enfermedad asociada en las mujeres a través de la inmunidad de grupo.El 12 de julio de 2012, el Gobierno australiano anunció la financiación para ampliar el Programa Nacional de Vacunación contra el VPH para incluir a los varones, y su aplicación comenzó en todos los estados y territorios en febrero de 2013. A partir de febrero de 2013, la vacuna contra el VPH se suministra de forma gratuita a través de programas escolares para: hombres y mujeres de 12 a 13 años (programa continuo); y hombres de 14 a 15 años - hasta el final del año escolar en 2014 (programa de recuperación).

Canadá

En julio de 2006, se autorizó en Canadá la vacuna contra cuatro tipos de VPH en mujeres de 9 a 26 años. En febrero de 2010, se autorizó el uso en varones de 9 a 26 años para la prevención de verrugas genitales.Canadá ha aprobado el uso de Gardasil.

La puesta en marcha y la financiación de los programas de vacunación gratuitos se ha dejado en manos de los gobiernos provinciales/Territorio.

Todos los gobiernos provinciales/Territoriales ofrecen la vacunación gratuita para los niños en edad escolar, independientemente de su sexo, en el cuarto grado (Quebec), en el sexto grado (Columbia Británica, Alberta, Saskatchewan, Manitoba, Terranova y Labrador, Isla del Príncipe Eduardo, Yukón, Territorios del Noroeste y Nunavut) o en el séptimo grado (Ontario, Nueva Escocia y Nuevo Brunswick).

China

GlaxoSmithKline China anunció en 2016, que Cervarix (vacuna contra el VPH 16 y 18) había sido aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de China (CFDA).

Cervarix está registrada en China para niñas de 9 a 45 años, adoptando un programa de 3 dosis en 6 meses. Cervarix se lanzó en China en 2017, y fue la primera vacuna contra el VPH aprobada en China.

Colombia

La vacuna fue introducida en 2012, aprobada para las niñas de 9 años. La vacuna contra el VPH se ofreció inicialmente a las niñas de 9 años en adelante, y que asistían al cuarto grado de la escuela.

Desde 2013 la edad de cobertura se amplió a niñas escolarizadas desde cuarto grado (que hayan cumplido 9 años) hasta undécimo grado (independiente de la edad); y sin escolarizar desde los 9 hasta los 17 años 11 meses y 29 días.

Hong Kong

Las vacunas contra el VPH están aprobadas para su uso en Hong Kong. Como parte del Programa de Inmunización Infantil de Hong Kong, las vacunas contra el VPH se convirtieron en obligatorias para los estudiantes en el año escolar 2019/2020, exclusivamente para las mujeres en los niveles de quinto y sexto de primaria.

Irlanda

El programa de vacunación contra el VPH en Irlanda forma parte de la estrategia nacional para proteger a las mujeres del cáncer de cuello de útero.

Desde 2009, el Ejecutivo del Servicio de Salud ofrece la vacuna contra el VPH, de forma gratuita, a todas las niñas a partir del primer año (12-13 años).

Los centros de enseñanza secundaria comenzaron a aplicar el programa de vacunación con carácter anual a partir de septiembre de 2010. El programa se amplió para incluir a los varones en 2019. Hay dos vacunas contra el VPH autorizadas para su uso en Irlanda: Cervarix y Gardasil.

Para asegurar una alta aceptación, la vacuna se administra a los adolescentes de 12-13 años en su primer año de escuela secundaria, con la primera dosis administrada entre septiembre-octubre y la última dosis en abril del año siguiente.

Los varones y las mujeres de 12-13 años que están fuera del entorno escolar tradicional (escuela en casa, etc.) son invitados a las clínicas del Ejecutivo de Servicios de Salud para sus vacunas.

La vacunación contra el VPH en Irlanda no es obligatoria y se obtiene el consentimiento antes de la vacunación.

En el caso de los varones y las mujeres menores de 16 años, el consentimiento lo otorga el padre o el tutor, a menos que el niño lo rechace explícitamente.

Cualquier hombre o mujer de 16 años o más puede dar su propio consentimiento si quiere vacunarse.

HIQA ha declarado que la vacuna proporcionará más protección, en particular a los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres.

La vacuna se ha ampliado a raíz de la evidencia de que el 25% de los cánceres por VPH se producen en hombres.

Además, HIQA pretende sustituir la vacuna actual, que cubre 4 cepas principales del VPH, por una vacuna actualizada que ofrece protección contra 9 cepas. Se calcula que el sobrecoste con la vacuna de "nueve cepas neutrales" será de casi 11,66 millones de euros en los próximos cinco años.

Israel

Iniciado en 2012. Grupo de edad objetivo 13-14 años. Financiado en su totalidad por las autoridades sanitarias nacionales solo para este grupo de edad. Para el año 2013-2014, las niñas de octavo grado pueden recibir la vacuna de forma gratuita sólo en la escuela, y no en las oficinas o clínicas del Ministerio de Salud. Las niñas de noveno grado pueden recibir la vacuna de forma gratuita solo en las oficinas del Ministerio de Salud, y no en las escuelas o clínicas.

Se espera que los grupos religiosos y conservadores se nieguen a la vacunación.

Japón

Introducido en 2010, ampliamente disponible solo desde abril de 2013. Financiado en su totalidad por las autoridades sanitarias nacionales.

Sin embargo, en junio de 2013, el Comité de Revisión de Reacciones Adversas a las Vacunas (VARRC) de Japón suspendió la recomendación de la vacuna por temor a los efectos adversos.

Esta directiva ha sido criticada por investigadores de la Universidad de Tokio como un fracaso de la gobernanza, ya que la decisión se tomó sin la presentación de pruebas científicas adecuadas.

En su momento, los portavoces del Ministerio recalcaron que "la decisión no significa que la vacuna en sí sea problemática desde el punto de vista de la seguridad", sino que querían tener tiempo para realizar análisis sobre los posibles efectos adversos, "para ofrecer información que pueda hacer que la gente se sienta más tranquila".

Sin embargo, la suspensión del aval del Ministerio seguía vigente a partir de febrero de 2019, momento en el que la tasa de vacunación contra el VPH entre las mujeres más jóvenes cayó de aproximadamente el 70% en 2013 al 1% o menos. En un periodo de tiempo superpuesto (2009-2019), la tasa de mortalidad ajustada por edad por cáncer de cuello de útero aumentó un 9,6%.

Kenia

Tanto Cervarix como Gardasil están aprobados para su uso en Kenia por la Junta de Farmacia y Venenos.

Sin embargo, con un coste de 20.000 chelines kenianos, que es más que la renta media anual de una familia, el director de promoción de la salud del Ministerio de Sanidad, Nicholas Muraguri, afirma que muchos kenianos no pueden permitirse la vacuna.

México

La vacuna se introdujo en 2008 al 5% de la población.

Este porcentaje de la población tenía el índice de desarrollo más bajo que se correlaciona con la mayor incidencia de cáncer cervical.

La vacuna contra el VPH se administra a niñas de 12 a 16 años siguiendo el esquema de dosificación 0-2-6. Para 2009 México amplió el uso de la vacuna a niñas de 9 a 12 años, el esquema de dosificación en este grupo fue diferente, el tiempo transcurrido entre la primera y segunda dosis fue de seis meses y la tercera dosis 60 meses después.

En 2011 México aprobó un programa de vacunación contra el VPH a nivel nacional para incluir la vacunación de todas las niñas de 9 años.

Nueva Zelanda

La vacunación a partir de 2017 es gratuita para hombres y mujeres de 9 a 26 años.La financiación pública comenzó el 1 de septiembre de 2008. Al principio, la vacuna se ofrecía solo a las niñas, normalmente a través de un programa escolar en el octavo curso (aproximadamente a los 12 años), pero también a través de las consultas generales y algunas clínicas de planificación familiar.

Más de 200.000 niñas y mujeres jóvenes neozelandesas han recibido la inmunización contra el VPH hasta noviembre de 2015, alrededor del 60% de las niñas elegibles.

Sudáfrica

El cáncer de cuello de útero representa la causa más común de muertes relacionadas con el cáncer -más de 3.000 muertes al año- entre las mujeres de Sudáfrica debido a la alta prevalencia del VIH, lo que hace que la introducción de la vacuna sea muy deseable.

En el año 2000 se estableció un programa de pruebas de Papanicolaou para ayudar a detectar el cáncer de cuello uterino, pero como este programa no se ha aplicado ampliamente, la vacunación ofrecería una forma más eficiente de prevención.

En mayo de 2013, el Ministro de Salud de Sudáfrica, Aaron Motsoaledi, anunció que el gobierno proporcionaría vacunas gratuitas contra el VPH a las niñas de 9 y 10 años en el 80% más pobre de las escuelas a partir de febrero de 2014 y al quinto quintil más adelante.

Sudáfrica será el primer país africano con un calendario de inmunización que incluye vacunas para proteger a las personas de la infección por el VPH, pero como todavía no se conoce del todo la eficacia de las vacunas en las mujeres que luego se infectan por el VIH, es difícil evaluar la rentabilidad de la vacuna.

Actualmente se están llevando a cabo negociaciones para conseguir vacunas contra el VPH más asequibles, ya que son hasta 10 veces más caras que otras ya incluidas en el calendario de vacunación.

Corea del Sur

El 27 de julio de 2007, el gobierno surcoreano aprobó el uso de Gardasil en niñas y mujeres de 9 a 26 años y en niños de 9 a 15 años. La aprobación para su uso en niños se basó en la seguridad y la inmunogenicidad, pero no en la eficacia.Desde 2016, la vacunación contra el VPH forma parte del Programa Nacional de Inmunización, que se ofrece de forma gratuita a todos los niños menores de 12 años en Corea del Sur, con los costes totalmente cubiertos por el gobierno coreano.Solo en 2016, las niñas coreanas nacidas entre el 1 de enero de 2003 y el 31 de diciembre de 2004 también pudieron recibir las vacunas gratuitas como una oferta por tiempo limitado.

A partir de 2017, las vacunas gratuitas solo están disponibles para los menores de 12 años.

Trinidad and Tobago

Introduced in 2013. Target Group 9–26.

Fully financed by national health authorities.

Administration in schools currently suspended owing to objections and concerns raised by the Catholic Board, but fully available in local health centers.

Emiratos Árabes Unidos

La Organización Mundial de la Salud clasifica el cáncer de cuello de útero como el cuarto más frecuente entre las mujeres de los EAU, con un 7,4 por cada 100.000 mujeres, y según la Autoridad Sanitaria de Abu Dhabi, el cáncer es también la séptima causa de muerte de las mujeres en los EAU. En 2007, la vacuna contra el VPH se aprobó para las niñas y mujeres jóvenes, de 15 a 26 años, y se ofreció de forma opcional en hospitales y clínicas.

Además, a partir del 1 de junio de 2013, la vacuna se ofreció de forma gratuita a las mujeres de entre 18 y 26 años, en Abu Dhabi. Sin embargo, el 14 de septiembre de 2018, el Ministerio de Salud y Protección de la Comunidad de los Emiratos Árabes Unidos anunció que la vacuna contra el VPH se convirtió en una parte obligatoria de las vacunas de rutina para todas las niñas en los Emiratos Árabes Unidos.

United Kingdom

In the UK the vaccine is licensed for females aged 9–26, for males aged 9–15, and for men who have sex with men aged 18–45.HPV vaccination was introduced into the national immunisation programme in September 2008, for girls aged 12–13 across the UK. A two-year catch-up campaign started in Autumn 2009 to vaccinate all girls up to 18 years of age. Catch up vaccination was offered to girls aged between 16 and 18 from autumn 2009, and girls aged between 15 and 17 from autumn 2010. It will be many years before the vaccination programme has an effect on cervical cancer incidence so women are advised to continue accepting their invitations for cervical screening.

Men who have sex with men up to and including the age of 45 became eligible for free HPV vaccination on the NHS in April 2018. They get the vaccine by visiting sexual health clinics and HIV clinics in England.

A meta-analysis of vaccinations for men who have sex with men showed that this strategy is most effective when combined with gender-neutral vaccination of all boys, regardeless of their sexual orientation.From the 2019/2020 school year, it is expected that 12- to 13-year-old boys will also become eligible for the HPV vaccine as part of the national immunisation programme.

This follows a statement by the Joint Committee on Vaccination and Immunisation.

The first dose of the HPV vaccine will be offered routinely to boys aged 12 and 13 in school year 8, in the same way that it is currently (May 2018) offered to girls. Boots UK had opened a private HPV vaccination service to boys and men aged 12–44 years in April 2017 at a cost of £150 per vaccination.

In children aged 12–14 years two doses are recommended, while those aged 15–44 years a course of three is recommended.Cervarix was the HPV vaccine offered from introduction in September 2008, to August 2012, with Gardasil being offered from September 2012. The change was motivated by Gardasil's added protection against genital warts.