Vacuna meningocócica

Vacuna meningocócica
La vacuna antimeningocócica se refiere a cualquiera de las vacunas utilizadas para prevenir la infección por Neisseria meningitidis.

Las diferentes versiones son eficaces contra algunos o todos los siguientes tipos de meningococo: A, B, C, W-135 e Y. Las vacunas tienen una eficacia de entre el 85 y el 100% durante al menos dos años. Producen una disminución de la meningitis y la sepsis en las poblaciones donde se utilizan ampliamente.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que los países con una tasa de enfermedad moderada o alta o con brotes frecuentes se vacunen de forma rutinaria.

En los países con un bajo riesgo de enfermedad, recomiendan que se inmunice a los grupos de alto riesgo.

En el cinturón africano de la meningitis se está tratando de inmunizar a todas las personas de entre uno y treinta años con la vacuna conjugada contra el meningococo A. En Canadá y Estados Unidos se recomiendan las vacunas eficaces contra cuatro tipos de meningococo (A, C, W e Y) de forma rutinaria para los adolescentes y otras personas de alto riesgo.

Arabia Saudí exige la vacunación con la vacuna tetravalente a los viajeros internacionales que acuden a La Meca para el Hajj.Las vacunas antimeningocócicas son generalmente seguras.

Algunas personas desarrollan dolor y enrojecimiento en el lugar de la inyección.

Su uso durante el embarazo parece ser seguro.

Las reacciones alérgicas graves se producen en menos de una de cada millón de dosis.La primera vacuna meningocócica estuvo disponible en la década de 1970. La primera vacuna meningocócica se comercializó en los años 70. Está incluida en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud.

Tipos

Neisseria meningitidis tiene 13 serogrupos clínicamente significativos, clasificados según la estructura antigénica de su cápsula de polisacáridos.

Seis serogrupos, A, B, C, Y, W-135 y X, son responsables de prácticamente todos los casos de la enfermedad en humanos.

Cuadrivalente (serogrupos A, C, W-135 e Y)

Hay tres vacunas disponibles en Estados Unidos para prevenir la enfermedad meningocócica, todas ellas cuadrivalentes, dirigidas a los serogrupos A, C, W-135 e Y: tres vacunas conjugadas (MCV-4), Menactra, Menveo y MenQuadfi.

La vacuna polisacárida pura Menomune, MPSV4, se dejó de fabricar en Estados Unidos en 2017.Menveo y MenQuadfi están aprobadas para uso médico en la Unión Europea.

Menveo

La primera vacuna conjugada contra el meningococo (MCV-4), Menactra, fue autorizada en Estados Unidos en 2005 por Sanofi Pasteur; Menveo fue autorizada en 2010 por Novartis.

Ambas vacunas MCV-4 han sido aprobadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para personas de 2 a 55 años de edad. Menactra recibió la aprobación de la FDA para su uso en niños de hasta 9 meses en abril de 2011, mientras que Menveo recibió la aprobación de la FDA para su uso en niños de hasta dos meses en agosto de 2013. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) no han hecho recomendaciones a favor o en contra de su uso en niños menores de dos años.

Menomune

La vacuna polisacárida meningocócica (MPSV-4), Menomune, ha estado disponible desde la década de 1970. Puede utilizarse si la MCV-4 no está disponible, y es la única vacuna antimeningocócica autorizada para personas mayores de 55 años. La información sobre quién debe recibir la vacuna meningocócica está disponible en los CDC.

Nimenrix

Nimenrix (desarrollada por GlaxoSmithKline y posteriormente adquirida por Pfizer), es una vacuna conjugada tetravalente contra los serogrupos A, C, W-135 e Y. En abril de 2012, Nimenrix fue aprobada como la primera vacuna tetravalente contra la enfermedad meningocócica invasiva que se administra como dosis única en mayores de un año, por la Agencia Europea del Medicamento.

En 2016, aprobaron la vacuna en bebés de seis semanas o más, y ha sido aprobada en otros países como Canadá y Australia, entre otros. No está autorizada en Estados Unidos.

Mencevax

Mencevax (GlaxoSmithKline) y NmVac4-A/C/Y/W-135 (JN-International Medical Corporation) se utilizan en todo el mundo, pero no han sido autorizadas en Estados Unidos.

Limitaciones

La duración de la inmunidad mediada por Menomune (MPSV-4) es de tres años o menos en niños menores de cinco años porque no genera células T de memoria.

El intento de superar este problema mediante la inmunización repetida da lugar a una respuesta de anticuerpos disminuida, no aumentada, por lo que no se recomiendan refuerzos con esta vacuna.

Como todas las vacunas de polisacáridos, Menomune no produce inmunidad en las mucosas, por lo que las personas pueden seguir siendo colonizadas por cepas virulentas de meningococo, y no se puede desarrollar una inmunidad de grupo. Por esta razón, Menomune es adecuada para los viajeros que requieren una protección a corto plazo, pero no para los programas nacionales de prevención de la salud pública.Menveo y Menactra contienen los mismos antígenos que Menomune, pero los antígenos están conjugados con un complejo de polisacáridos-proteína del toxoide de la difteria, con lo que se prevé una mayor duración de la protección, un aumento de la inmunidad con las vacunaciones de refuerzo y una inmunidad de grupo eficaz.

Resistencia

Un estudio publicado en marzo de 2006, en el que se comparaban los dos tipos de vacunas, descubrió que el 76% de los sujetos seguía teniendo protección pasiva tres años después de recibir la MCV-4 (63% de protección en comparación con los controles), pero sólo el 49% tenía protección pasiva después de recibir la MPSV-4 (31% de protección en comparación con los controles).

A partir de 2010, sigue habiendo pruebas limitadas de que alguna de las vacunas conjugadas actuales ofrezca una protección continuada más allá de los tres años; se están realizando estudios para determinar la duración real de la inmunidad, y la necesidad posterior de vacunas de refuerzo.

Los CDC ofrecen recomendaciones sobre quiénes consideran que deben recibir vacunas de refuerzo.

Bivalente (serogrupos C e Y)

El 14 de junio de 2012, la FDA aprobó una vacuna combinada contra dos tipos de enfermedad meningocócica y la enfermedad Hib para bebés y niños de 6 semanas a 18 meses. La vacuna, Menhibrix, previene la enfermedad causada por los serogrupos C e Y de Neisseria meningitidis y Haemophilus influenzae tipo b. Se trata de la primera vacuna antimeningocócica que puede administrarse a lactantes de tan solo seis semanas de edad.

Serogrupo A

Una vacuna denominada MenAfriVac se ha desarrollado a través de un programa denominado Proyecto de Vacunas contra la Meningitis y tiene el potencial de prevenir brotes de meningitis del grupo A, que es común en el África subsahariana

Serogrupo B

Las vacunas contra la enfermedad meningocócica del serotipo B han resultado difíciles de producir y requieren un enfoque diferente al de las vacunas contra otros serotipos.

Mientras que se han producido vacunas eficaces de polisacáridos contra los tipos A, C, W-135 e Y, el polisacárido capsular de la bacteria del tipo B es demasiado similar a las moléculas de adhesión neural humana para ser un objetivo útil. Estrictamente hablando, no se trata de vacunas del "serogrupo B", ya que no pretenden producir anticuerpos contra el antígeno del grupo B: sería más exacto describirlas como vacunas independientes del serogrupo, ya que emplean diferentes componentes antigénicos del organismo; de hecho, algunos de los antígenos son comunes a diferentes especies de Neisseria.Una vacuna para el serogrupo B se desarrolló en Cuba en respuesta a un gran brote de meningitis B durante la década de 1980. Esta vacuna se basaba en vesículas de membrana externa de la bacteria producidas artificialmente.

La vacuna VA-MENGOC-BC demostró ser segura y eficaz en estudios aleatorios a doble ciego, pero sólo se le concedió licencia para fines de investigación en Estados Unidos, ya que las diferencias políticas limitaban la cooperación entre ambos países.Debido a una prevalencia igualmente alta de meningitis de serotipo B en Noruega entre 1975 y 1985, las autoridades sanitarias noruegas desarrollaron una vacuna específicamente diseñada para los niños y adolescentes noruegos.

Los ensayos clínicos se interrumpieron después de que se demostrara que la vacuna sólo cubría algo más del 50% de los casos. Además, se presentaron demandas por daños y perjuicios contra el Estado de Noruega por parte de personas afectadas por reacciones adversas graves.

La información que las autoridades sanitarias obtuvieron durante el desarrollo de la vacuna se transmitió posteriormente a Chiron (ahora GlaxoSmithKline), que desarrolló una vacuna similar, MeNZB, para Nueva Zelanda.En enero de 2013 se aprobó el uso de la vacuna MenB en Europa.

Tras una recomendación positiva del Comité de Medicamentos de Uso Humano de la Unión Europea, Bexsero, producida por Novartis, recibió una licencia de la Comisión Europea.

Sin embargo, su despliegue en los distintos países miembros de la UE sigue dependiendo de las decisiones de los gobiernos nacionales.

En julio de 2013, el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI) del Reino Unido emitió una declaración de posición provisional en la que recomendaba no adoptar Bexsero como parte de un programa de inmunización rutinaria contra el meningococo B, por motivos de rentabilidad.

Esta decisión se revirtió a favor de la vacunación con Bexsero en marzo de 2014. En marzo de 2015, el gobierno del Reino Unido anunció que había llegado a un acuerdo con GlaxoSmithKline, que había adquirido el negocio de vacunas de Novartis, y que Bexsero se introduciría en el calendario de vacunación rutinaria del Reino Unido más adelante en 2015. En noviembre de 2013, en respuesta a un brote de meningitis del serotipo B en el campus de la Universidad de Princeton, el jefe en funciones de la rama de meningitis y enfermedades prevenibles por vacunación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dijo a NBC News que habían autorizado la importación de emergencia de Bexsero para detener el brote. Bexsero fue aprobado posteriormente por la FDA en febrero de 2015. En octubre de 2014, Trumenba, una vacuna contra el serogrupo B producida por Pfizer, fue aprobada por la FDA.

Serogrupo X

La aparición del serogrupo X se ha notificado en América del Norte, Europa, Australia y África Occidental.

No existe ninguna vacuna que proteja contra la enfermedad del N. meningitidis del serogrupo X.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios más comunes son el dolor y el enrojecimiento alrededor del lugar de la inyección (hasta el 50% de los receptores).

Un pequeño porcentaje de personas desarrolla una fiebre leve. Una pequeña proporción de personas desarrolla una reacción alérgica grave. En 2016, Health Canada advirtió de un mayor riesgo de anemia o hemólisis en personas tratadas con eculizumab (Soliris).

El mayor riesgo se daba cuando los individuos "recibían una dosis de Soliris en las dos semanas siguientes a la vacunación con Bexsero".A pesar de la preocupación inicial por el síndrome de Guillain-Barré, estudios posteriores en 2012 han demostrado que no hay un mayor riesgo de SGB tras la vacunación conjugada antimeningocócica.

Requisitos de viaje

Los viajeros que deseen entrar o salir de determinados países o territorios deben vacunarse contra la meningitis meningocócica, preferiblemente entre 10 y 14 días antes de cruzar la frontera, y poder presentar un certificado de vacunación/ en los controles fronterizos.

Entre los países en los que se exige la vacunación antimeningocócica a los viajeros se encuentran Gambia, Indonesia, Líbano, Libia, Filipinas y, sobre todo y de forma generalizada, Arabia Saudí para los musulmanes que visitan o trabajan en La Meca durante las peregrinaciones Hajj o Umrah. Para algunos países del cinturón africano de la meningitis, la vacunación previa a la entrada no es obligatoria, pero sí muy recomendable.