Pandemrix

Pandemrix
Pandemrix es una vacuna antigripal para pandemias de gripe, como la de 2009. La vacuna fue desarrollada por GlaxoSmithKline (GSK) y patentada en septiembre de 2006. La vacuna fue una de las vacunas contra la gripe H1N1 cuyo uso fue aprobado por la Comisión Europea en septiembre de 2009, siguiendo las recomendaciones de la Agencia Europea del Medicamento (EMEA).

La vacuna sólo está aprobada para su uso cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Unión Europea (UE) han declarado oficialmente una pandemia de gripe H1N1. La vacuna se desarrolló inicialmente como un simulacro de pandemia utilizando una cepa H5N1.Pandemrix se asoció a un mayor riesgo de narcolepsia tras las investigaciones de las autoridades sanitarias suecas y finlandesas y tuvo mayores tasas de eventos adversos que otras vacunas para el H1N1. Esto dio lugar a varios casos legales.

Los estudios de la Universidad de Stanford sugirieron que la narcolepsia es una enfermedad autoinmune y que parece estar desencadenada por infecciones de las vías respiratorias superiores.

Componentes

Además del antígeno activo derivado de A/California/7/2009 (H1N1), la vacuna contiene un adyuvante inmunológico AS03 que consiste en DL-α-tocoferol (vitamina E), escualeno y polisorbato 80. Se añade tiomersal (timerosal) como conservante.

Al estar fabricado con huevos de gallina, contiene trazas de proteínas de huevo. Otros ingredientes no medicinales importantes son el formaldehído, el desoxicolato de sodio y la sacarosa.

Uso de adyuvante

Aunque se han desarrollado otras vacunas contra la gripe H1N1 2009, se afirma que el uso de un adyuvante inmunológico propio potencia la respuesta inmunitaria del organismo, lo que significa que sólo se necesita una cuarta parte del virus inactivado.

El profesor David Salisbury, jefe de inmunización del Ministerio de Sanidad del Reino Unido, afirmó que las vacunas con adyuvantes ofrecen una buena protección aunque el virus cambie con el tiempo: "Una de las ventajas de las vacunas con adyuvantes es su capacidad para proteger contra las cepas cambiadas (mutadas).

Esto abre la puerta a una estrategia totalmente nueva para hacer frente a la gripe".

Dosificación

La vacuna se suministra en viales separados, uno que contiene el adyuvante y otro el virus inactivado, que deben mezclarse antes de la inyección intramuscular.

En un principio se pensó que se necesitarían dos dosis administradas con un intervalo de 21 días para lograr una eficacia total. Las pruebas posteriores han permitido que el programa del Reino Unido consista en una sola dosis para la mayoría de las personas, con un programa de dos dosis para los niños menores de 10 años y los adultos inmunodeprimidos.

Disponibilidad

Pandemrix se administró a unos 31 millones de personas tras la pandemia de gripe porcina de 2009.La autorización de comercialización de la Agencia Europea del Medicamento expiró en agosto de 2015 cuando GSK Biologicals no solicitó su renovación alegando falta de demanda de la vacuna.

Ensayos clínicos

La EMEA informó de los resultados de algunos ensayos clínicos en el informe de evaluación del CHMP. Estos se refieren a la vacunación contra el H5N1 (gripe aviar) y no contra el H1N1 (gripe porcina).El H5N1-007 se inició en un único centro en Bélgica (Gante) en marzo de 2006.El H5N1-008 se inició en 41 centros de siete países (6 EM de la UE más Rusia) en mayo de 2006.El H5N1-002 se inició el 24 de marzo de 2007 en cuatro países del sudeste asiático.GlaxoSmithKline informó de los resultados del segundo ensayo clínico, del ensayo clínico pediátrico y de la respuesta de la población de edad avanzada.

Efectos adversos

Según el folleto de información al paciente de GlaxoSmithKline, pueden producirse los siguientes efectos adversos (ordenados por frecuencia de aparición): Muy frecuentes (afectan a más de 1 de cada 10 personas)Dolor de cabezaCansancioDolor, enrojecimiento, hinchazón o un bulto duro en el lugar de la inyecciónFiebrePicor en los músculos, dolor en las articulacionesComunes (afectan al menos a 1 de cada 100 personas)Calor, picor o hematomas en el lugar de la inyecciónAumento de la sudoración, escalofríos, síntomas parecidos a los de la gripeInflamación de los ganglios del cuello, la axila o la ingleNo es frecuente (afecta al menos a 1 de cada 1.000 personas)Hormigueo o entumecimiento de las manos o los piesMalestar constitucional general de somnolencia o insomnio, malestar general, mareos.

Diarrea, vómitos, dolor de estómago, sensación de malestarReacciones cutáneas de picor, erupción cutánea o urticaria (ronchas)Raro (afecta al menos a 1 de cada 10, 000 personas)Reacciones alérgicas generalizadas graves de anafilaxiaAjustesDolor punzante o palpitante grave a lo largo de uno o más nerviosBajo recuento de plaquetas en sangre que puede provocar hemorragias o hematomasMuy rara (afecta a menos de 1 de cada 10.000 personas)VasculitisTrastornos neurológicos como encefalomielitis, neuritis o parálisis temporal del síndrome de Guillain-Barré

Resultados adversos

Narcolepsia

Pandemrix se asoció con la narcolepsia a partir de estudios observacionales, aumentando el riesgo de narcolepsia entre 5 y 14 veces en niños y entre 2 y 7 veces en adultos.

El aumento del riesgo de narcolepsia debido a la vacunación en niños y adolescentes fue de alrededor de 1 incidente por cada 18.400 dosis.El British Medical Journal obtuvo datos de informes de eventos adversos de GSK y realizó un análisis de esos datos, que mostró que Pandemrix se asoció con eventos adversos con mucha más frecuencia que las otras dos vacunas contra el H1N1 de GSK. El riesgo de acontecimientos adversos después de Pandemrix era más de cinco veces mayor que el riesgo después de las otras dos vacunas contra la gripe H1N1 de GSK. La vacunación había continuado después de que se dispusiera de las cifras que permitieron este análisis.

En el Parlamento irlandés, la diputada Clare Daly comentó que "el Ejecutivo de Servicios de Salud (HSE) decidió comprar Pandemrix y continuó distribuyéndolo incluso después de saber que era peligroso y no probado, y antes de que la mayoría del público en Irlanda lo recibiera".

Incluyendo el caso de Katie Clack, una enfermera que se suicidó tras desarrollar narcolepsia después de recibir la vacuna.

En agosto de 2010, la Agencia Sueca de Productos Médicos (MPA) y el Instituto Nacional Finlandés de Salud y Bienestar (THL) iniciaron investigaciones sobre el desarrollo de narcolepsia como posible efecto secundario de la vacuna antigripal Pandemrix en niños.

Los informes se refieren a niños de 12 a 16 años, cuyos síntomas se produjeron uno o dos meses después de la vacunación.

Posteriormente se confirmó que los síntomas eran compatibles con la narcolepsia.

También se recibieron informes de consumidores que describían síntomas similares.

Ambas organizaciones, en consulta con expertos externos, han evaluado la posible relación entre la vacunación y las reacciones notificadas.

MPA y THL se han puesto en contacto con otros Estados miembros de la UE para averiguar si se han producido informes similares en otros países.THL recomendó que se suspendieran más vacunaciones de Pandemrix a la espera de una investigación más profunda sobre 15 casos de niños recientemente vacunados que desarrollaron narcolepsia a finales de 2009 y principios de 2010. Posteriormente, el THL elevó esta cifra a 17; la media anual prevista es de 6 casos. En Suecia, la MPA ha descubierto 12 casos confirmados y otros 12 sospechosos.

El 27 de agosto de 2010, la Agencia Europea de Medicamentos anunció que el Comité de Medicamentos de Uso Humano de la agencia iniciaría una revisión de Pandemrix a la luz del "número limitado de casos" notificados en Finlandia y Suecia, para "determinar si existen pruebas de una asociación causal": "En febrero de 2011, el THL llegó a la conclusión de que existe una clara conexión entre la campaña de vacunación de Pandemrix de 2009 y 2010 y la epidemia de narcolepsia en Finlandia.

Se determinó que la probabilidad de desarrollar narcolepsia era nueve veces mayor en los que recibieron la vacuna Pandemrix que en los que no la recibieron.

Se han detectado un total de 152 casos de narcolepsia en Finlandia durante 2009-2010, y el noventa por ciento de ellos había recibido la vacuna Pandemrix.

Las autoridades creen que el número de casos puede seguir aumentando.A finales de marzo de 2011, un comunicado de prensa de la MPA afirmaba: "Los resultados de un estudio de cohorte basado en un registro sueco indican un riesgo 4 veces mayor de narcolepsia en niños y adolescentes menores de 20 años vacunados con Pandemrix, en comparación con los niños de la misma edad que no fueron vacunados".

Aunque advierte que el aumento del riesgo para los niños es todavía de magnitud incierta, recomienda que no se vacunen.Un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford examinó la incidencia de narcolepsia en relación con la infección de las vías respiratorias superiores y una vacuna contra el H1N1 (no Pandemrix) en pacientes chinos.

Su principal conclusión fue que se observó un aumento de la incidencia de la narcolepsia tras una ola de infecciones de las vías respiratorias superiores (como la gripe H1N1). No encontraron ninguna correlación entre la vacunación y la narcolepsia Según los autores, "el nuevo hallazgo de una asociación con la infección, y no con la vacunación, es importante, ya que sugiere que limitar la vacunación por miedo a la narcolepsia podría en realidad aumentar el riesgo general", ya que ahora se cree que la narcolepsia es una enfermedad autoinmune, los autores sospechan que estas infecciones de las vías respiratorias superiores desencadenan una respuesta inmune que conduce en última instancia a la narcolepsia en individuos susceptibles.

Pandemrix contiene dos adyuvantes diseñados para provocar una respuesta inmune más fuerte; sin embargo, no estaban en la vacuna utilizada en China.En 2013, el New Scientist informó de que "parte de una proteína de superficie del virus pandémico se parece mucho a parte de una proteína cerebral que ayuda a mantener a la gente despierta".

Sin embargo, el artículo científico original en el que se afirmaba que la proteína HA tanto del virus como de la vacuna podría, en algunas personas, desencadenar una reacción inmunitaria contra la hipocretina, fue retractado en 2014 porque los datos no pudieron reproducirse.No obstante, investigaciones posteriores indicaron que "los anticuerpos contra la nucleoproteína de la gripe presentan una reacción cruzada con el receptor 2 de la hipocretina humana".

En 2014, un grupo finlandés publicó resultados que mostraban que Pandemrix contenía una mayor cantidad de nucleoproteínas virales estructuralmente alteradas que Arepanrix, una vacuna similar no asociada a la narcolepsia.En 2015, se informó de que el Departamento de Salud británico estaba pagando la medicación con oxibato de sodio para 80 pacientes que están emprendiendo acciones legales por problemas relacionados con el uso de la vacuna contra la gripe porcina, con un coste para el gobierno de 12.000 libras por paciente al año. El oxibato de sodio no está disponible para los pacientes con narcolepsia a través del Servicio Nacional de Salud.En 2018, un estudio multinacional que incluía a los científicos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades publicó datos de seguridad sobre las vacunas adyuvadas de pH1N1. Suecia fue el único país donde se encontró un aumento de las IR de narcolepsia en el período posterior a las campañas de vacunación.

La capacidad de los investigadores para evaluar la vacuna de la marca Pandremix fue limitada.